Ingreso de Vida Garantizado

Fundación Vida en Igualdad

Ingreso de Vida Garantizado y el Advenimiento de la Máquina

Esta será una discusión en curso en la que lento pero seguro, diseccionaremos el contexto sobre la idea de que la máquina podría ser “la salvadora de la humanidad”.

 

Dentro de esto y en primer lugar, tenemos que saber en qué momento del proceso de la máquina estamos en la actualidad:

  • ¿Qué es la máquina?
  • ¿Qué hemos hecho con esta máquina?
  • ¿Cómo funciona esta máquina?

 

Deja que te cuente una historia…

Hace unos tres años, uno de los vecinos vino y estuvimos discutiendo sobre cosas en general. Entonces mencionó un suceso interesante. Un familiar suyo había concursado en la adjudicación del diseño del bloque motor de uno de los nuevos modelos Toyota que se iban a producir. Las especificaciones del concurso eran que el bloque motor debería funcionar por un periodo de garantía de cinco años. Así que, en su diligencia y compromiso para ganar el concurso, diseñaron un bloque motor que funcionaría durante ocho años. Obviamente, tenían la impresión de que si produces algo que mejora las especificaciones, tu candidatura recibiría, probablemente, una mejor valoración. Sorprendentemente, su candidatura a concurso fue rechazada, puesto que no se atenía a la especificación de los cinco años de garantía.

 

Ahora, el bloque motor de un coche es diseñado, producido y construido por la máquina; pero, ¿quién hace la máquina que construye el bloque motor? El ser humano y su propósito. Si cogemos esto ahora y lo trasladamos a una visión más amplia, en la que muchos productos están disponibles en tiendas, apreciaremos que muchos de ellos están producidos por la máquina. Pero, dejando a un lado el hecho de que hayan siso producidos por una máquina, lo que por cierto, asegura un mayor nivel de perfección que la producción a mano; el ser humano diseñará la máquina ignorando totalmente ese potencial de perfeccionamiento, para hacer los productos de forma que duren un periodo de tiempo limitado. Esto causa niveles grandísimos de consumo, sometiendo los recursos a mucha presión, en nombre de un flujo de mercado que produce dinero y beneficio; lo que, de acuerdo con nuestros economistas de cerebros lavados, promueve una economía de mercado necesaria para mantener la economía del mundo en funcionamiento.

 

En este ámbito, obviamente, la competencia que existe entre las otras pocas corporaciones en este juego del monopoly, se manifiesta en “quién puede destruir a quién” en guerras de precios. Es una guerra económica en marcha; y al final “sólo quedará uno”, que sin lugar a dudas, será el que determine la calidad del producto elaborado. Si el consumidor está condicionado ya, por el hecho de que no hay nada disponible, excepto lo que tiene una garantía limitada; la corporación seguirá produciendo el mismo producto una y otra vez, a sabiendas de que se romperá en un periodo determinado de tiempo, en el que el consumidor se habrá hecho adicto y se habrá adaptado al uso de dicho producto; de modo que, si tiene que reemplazarlo, en apariencia, lo hará según su “libre elección”. Y así, se crea una fuerza de mercado.

 

¿Es éste, realmente, el propósito del “Nacimiento de la máquina”?

¿ A qué está reemplazando la máquina, más que al puesto de trabajo del ser humano?

 

Ya hemos comprobado que, al reemplazar la labor humana, mucha gente pierde su trabajo y que, incluso aquellos que lo conservan terminan recibiendo salarios inferiores y sólo los pocos de arriba reciben mayores beneficios. De esta manera, damos por seguro que aquellos que toman las decisiones no cuestionan el sistema; mientras que los que no pueden tomarlas no tienen elección, porque perderían su trabajo, debido a su reducido poder negociador en un sistema económico con un alto nivel de desempleo.

 

Así que, existe un sistema perfecto de esclavitud en nombre de la máquina, a la que se culpa por ello, en lugar de al ser humano. Ciertamente, en una economía rediseñada, la máquina puede jugar un papel significativo en el perfeccionamiento de los productos utilizados por el ser humano, afinando la reducción de los recursos empleados en el proceso de producción y alargando la vida del producto derivado de esta perfección. A través de esto, se permitirá que el ser humano se beneficie del uso de la máquina como recurso de trabajo, asegurándose de que haya un ingreso de vida representativo y suficiente para cada uno, de manera que el producto resultante pueda ser consumido; pero, más que nada para asegurar que el derecho a la vida sea reconocido como un derecho los seres humano, permitiéndoles tener más tiempo libre para desarrollar su conciencia, de modo que se vuelvan más benevolentes, menos competitivos y más responsables de sí mismos. Estos son los temas que deberían derivarse del advenimiento de la máquina: una reducción de la competición y por lo tanto, una disminución de conflictos y guerras, y el desarrollo de una producción de calidad sostenible; porque los principios son concebidos en función de las necesidades y de un ecosistema efectivo, que favorezca la nutrición de la raza humana en su totalidad. Desafortunadamente, el significado de todo esto está todavía por considerar.

 

Deberías ver el documental “The Light Bulb Conspiracy o La conspiración de la bombilla” para comprender la naturaleza del problema. El problema es el ser humano, no la máquina. La máquina puede contribuir a crear una sociedad que ofrezca niveles enormes de libertad para todos, de forma que puedan aspirar a unas mejores condiciones de vida. Por el momento, estamos en la etapa más básica de nuestra existencia; donde, ni siquiera, hay un ingreso de vida para todos, que hubiera sido factible, si se hubiese introducido cuando el proceso de la máquina estaba en sus inicios. Pero, en su lugar, los suficientemente brutos como para aprovecharse de la situación, impusieron un movimiento que causó un problema enorme en el mundo. Y ahora, esos brutos de arriba, los elitistas del mundo no tienen ni idea de cómo solventar el problema.

 

Así que, la solución al problema no está clara y se están considerando opciones más radicales. Sugiero que la solución sea tajante y real, y que se comprenda que el error se cometió al eliminar la mano de obra de la ecuación del precio de un producto, y reemplazarla por el trabajo de la máquina. No se pueden comparar los dos modos de trabajar. En realidad, la máquina es una extensión del trabajo humano y por lo tanto, el ser humano debería ser glorificado por ello. La máquina encontró una forma mejor de ahorrar tiempo. Sin embargo, aquellos que no se ajustan al modelo económico actual, se ven obligados a dedicar todo su tiempo a encontrar formas de sobrevivir. Ciertamente, ésta no es la manera de seguir adelante.

 

Descubre el “Ingreso de Vida garantizado”, forma parte de la investigación. Si tu objetivo y tu esencia coinciden con los nuestros, únete a nosotros para encontrar una solución práctica, que sea la mejor para todos y que funcione para todos. Y, obviamente, llegarás a la conclusión de que ésta es la única manera   de llegar a una solución factible en la Tierra. No hay forma de hallar la respuesta a nivel individual: se requiere un grupo. El grupo de la humanidad trabajando juntos para enterrar el hacha y perdonarse unos a otros. Y así, continuar adelante para crear el mejor sistema posible para todos. No hay otra solución viable. Simplemente, “intentar” encontrar procedimientos, cuyos resultados no sean los mejores para todos, será una pérdida de tiempo.

 

 

Equipo de investigación de la Fundación de Vida Igualitaria

 

 

advenimiento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: