Ingreso de Vida Garantizado

Fundación Vida en Igualdad

Ingreso de Vida Garantizado y Relaciones Públicas

Se sugiere leer la perspectiva de Noam Chomsky que aborda este asunto perfectamente, y llama a los encargados de las relaciones públicas “expertos de las líneas de producción”. Ahora, si alguna vez has tenido un negocio, y tuviste que planificarlo, que elaborar su  publicidad y marketing, te habrás dado cuenta de que se buscan palabras para describir el producto emocionalmente, y los hechos se dejan aparte. Porque, aunque los hechos son las únicas cosas que tienes que considerar del producto para producir algo único que pueda competir con otros productos, obviamente siempre hay algo que no se cuenta. Por ejemplo, ésta es la razón por la que la garantía de un producto dura sólo un año; porque en un año, el producto se romperá (eso es lo que implica la garantía). Se mantiene a la gente bajo la ilusión de que es posible hacer alguna mejora en el producto, y por ello habrá una nueva versión. Pero, si te olvidas de la imagen exterior y miras el interior, por ejemplo en un coche, en esencia es el mismo de antes. Puede tener un nombre nuevo, un color diferente y, aquí y allí, una nueva característica, pero estás pagando mucho más, y no por eso durará más. Aún así, se te hace creer que este coche es un ”nuevo modelo”, o este teléfono móvil es un ”mejor modelo”.

Si observas la secuencia temporal, te darás cuenta de que actualmente se están fabricando modelos nuevos de teléfonos móviles cada cierto periodo de meses. Tienes que saber que, en la etapa de diseño, cuando se saca al mercado el teléfono móvil anterior, por el que pagaste una fortuna, ¡ya existen otros cinco modelos diseñados y planificados! La siguiente generación de productos ya estaba preparada. Bien podrían no haber derrochado tantos recursos y darte el mejor teléfono móvil, pero ¡No! Necesitan que compres, porque hay un problema en el sistema capitalista, donde se dice que “no hay suficiente consumo”, “no hay suficientes gastos”, aunque ese no es el problema real.

El problema real es que no hay suficiente dinero, porque cada vez, en mayor medida los productos son subcontratados. Pongamos el ejemplo de América y la producción barata de China, cuyo comportamiento deja ciudades completas en América devastadas por el paro, importando el producto y vendiendolo más barato, bajo la justificación de que: “el producto será más barato ahora, así que deberías poder permitírtelo”. Esto se hace sin calcular la pérdida de dinero, debida a la pérdida de trabajos que conlleva. Esto crea una situación en la que, comprar el producto es algo que se puede permitir menos gente; por lo tanto, hay menos dinero y las corporaciones tienen que llegar a un punto en el que se convierten en un monopolio, destruyendo la competición; puesto que, si no lo hacen, simplemente no pueden sobrevivir al no haber suficientes consumidores con dinero por los bajos márgenes de beneficio con los que están trabajando. Si observamos este mismo aspecto en la industria alimenticia, tenemos exactamente el mismo problema. Éste es el por qué, por ejemplo, de que el etiquetado nunca sea específico, nunca tenga instrucciones detalladas reales y nunca puedas llegar a saber la verdad sobre cómo los productos son manufacturados o producidos.

Ahora, con el Ingreso de Vida Garantizado, toda la puesta en escena cambiará. Las relaciones públicas serán las que siempre deberían haber sido: explicar al público la relación que tendrán con el producto y cómo el producto les beneficiará; cómo y por qué el producto se fabricó, de la mejor manera, para ser más duradero y dar un mejor servicio; por qué el producto tiene un valor real de coste. Las relaciones públicas serán como una persona que se asegurará de que el público lo sepa todo, de que no haya secretos y por lo tanto, conozca la cara de la corporación. Así es cómo se supone que funciona el capitalismo. No más mentiras ni engaños.

Las relaciones públicas, tal y como existen ahora, deberían ser prohibidas desde el Gobierno, porque la política es o debería ser la entidad, donde las regulaciones de un partido político se expliquen en un lenguaje sencillo, de forma que todo votante pueda entenderlas. Estas regulaciones públicas deberían ser el primer asunto a implementar en la agenda, y si el partido político no las incrementa, se debería convocar un referéndum inmediatamente sobre si deberían permanecer en el poder o no. Esto es la democracia. Uno no puede cambiar su palabra y salir impune de ello, pero el público ha aceptado esto como “normal”. Los políticos mienten, nunca se atienen a su palabra y eso está “bien”.

En muchos casos, las corporaciones están tan desesperadas por mantenerse a flote, que gastan mucho dinero para asegurarse de que los políticos comprendan una cosa: “ las corporaciones proporcionan muchos trabajos y, por lo tanto, las leyes deben protegerlas para así proteger los trabajos”. Esta es la justificación utilizada. Por consiguiente, no se trata de la cantidad de dinero que va al partido político, sino de los votantes que pueden votar, que son los que tienen dinero. Los de la calle no pueden votar, porque normalmente hay un problema: no tienen un voto fijo, no tienen la información necesaria o no tienen el dinero para ir a votar; así de sencillo.

Las relaciones públicas tienen que asegurar que, aquellos que estén en el límite y no controlados, precisamente por una corporación o trabajo estatal, sean convencidos con promesas y la esperanza de que el partido político proporcione algo, por ejemplo que asegurará que haya suficientes puestos de trabajo disponibles. Si esto se consigue, el partido político ganará. Desafortunadamente, todo esto se hace bajo el disfraz de la competición, bajo la premisa del monopolio. El juego que se nos enseñó cuando éramos niños. ¡ Absolutamente brutal! Y entonces, el factor humano es eliminado y denominado: “fuerzas de mercado”, “oferta y demanda”, “la mano invisible”; lo que determina el flujo de la economía, lo que son excusas inventadas deliberadamente. Estudia la propuesta del Ingreso de Vida Garantizado, escribe en un papel lo que estamos compartiendo y comienza a evaluar dónde encajas las piezas del puzzle. Te darás cuenta de que un modelo factible, con suficiente dinero para asegurar el beneficio de la corporación, es posible; porque todo el mundo tendrá un ingreso y, consecuentemente habrá suficiente consumo. Esto significa que podremos tener mejores productos, el medio ambiente podrá ser protegido y la gente no se verá obligada a esclavizarse haciendo todo tipo de trabajos.

Cuando los productos se hagan para que duren más a un precio suficiente como para asegurar la supervivencia de la corporación y asegurar un Ingreso de Vida Garantizado para cada persona, tendremos un sistema económico sólido y saludable. Además, habrá una gran diferencia en nuestra alimentación, al estar permitida la exhibición de gran parte de la comida en estanterías, por parte de la gente, que sólo busca la forma de ganar dinero y engatusar al consumidor. El hecho de que la comida, en general, no sea realmente saludable, es encubierto por imágenes atractivas y palabras bien sonantes; y esto, está respaldado por la espiritualidad de la persona desarrollada y particularmente diseñada por las Relaciones Públicas. Así, se crea una industria del consumo basada en el “gusto” y “el amor”, que involucra al individuo emocionalmente; asegurando que la psicología afirme que la emoción es importante y válida, sin ninguna información o investigación sobre cómo funciona realmente la mente; puesto que, si la mente se comprendiese, el lavado de cerebro no podría existir y el sistema actual no podría continuar, ¡esto es sabido! No por la gente, cuyo cerebro ha sido lavado y ni siquiera comprende por qué compra cosas. Sienten que “les gusta”, les gusta su apariencia, les gusta lo que hace; no les importa que haya productos redundantes, ni que haya redundancia dentro del sector del empleo. Y todo está conducido por una simple cosa llamada beneficio. No hay verdadera competición en los mercados, porque “los que tienen dinero, siempre ganarán”. Volviendo al juego del Monopoly: así es como funciona, y tú estás en este juego ahora.

Nuestro sistema económico no debería ser llamado “Capitalismo”, debería ser llamado “Monopolio”. Y, puede que no tengas ninguna oportunidad en el sistema, pero tienes la oportunidad de formar parte de un partido político, que apoya el Ingreso de Vida Garantizado. Si no hay tal partido establecido en tu país, pues comienzas uno y te vuelves políticamente activo; visitando a los votantes puerta a puerta, vendiéndoles un nuevo sistema económico, mostrándoles que su voto cuenta, haciéndoles comprender que la democracia significa uno, más uno, más uno…, es decir, cada voto cuenta sólo una vez; así pues, necesitamos una mayoría de votos, una mayoría de gente que tiene que comprender cómo funciona el Ingreso de Vida Garantizado y por qué la economía actual no funciona para todos. También deberás explicarles por qué hay grandes problemas en el futuro, como, por ejemplo, las pensiones. Se tiene que actuar ahora, y no esperar a que todo el sistema comience a colapsarse y se hagan nuevas leyes que sigan marginando a la gente, sin ver el sufrimiento y la pobreza a su alrededor; porque podemos ser uno de esos que, de repente, se encuentren sin ninguna ayuda, ni lugar al que ir.

Es importante que uno se vuelva práctico, que nos volvamos activistas, que nos pongamos en acción; eso es el activismo: actuar de acuerdo a la información disponible cuando se ve que hay un problema y ayudar en la educación de la gente, porque tú eres parte de esa gente. Así que hay una voz, y ésta voz representa una respuesta que ¡funciona para todos! Es realmente sencillo si te aplicas. Y como mínimo, si no puedes hacer nada, por lo menos asegúrate de que tu dinero aporta una solución; también, es una inversión de futuro.

Investiga el Ingreso de Vida Garantizado de la Fundación de Vida Igualitaria. Somos una organización, sin ánimo de lucro, que investiga y elabora soluciones económicas y educacionales. Buscamos la forma en la que la humanidad pueda coexistir, de manera que haya verdadera libertad, verdadera libertad individual y verdadera felicidad; y una cosa que todos sabemos, es que la felicidad depende del dinero. Con el Ingreso de Vida Garantizado: todo el mundo tendrá un pedacito de felicidad.

 

relaciones publicas

Equipo de investigación de la Fundación de Vida en Igualdad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: