Ingreso de Vida Garantizado

Fundación Vida en Igualdad

Negligencia médica y Motivo Lucrativo

medico
Probablemente, todos hemos escuchado historias sobre nuestro sistema de salud. Historias que muestran cómo el interés económico se sitúa por encima del verdadero cuidado de la gente y la verdadera voluntad de curar las enfermedades que afectan a la raza humana.

Me gustaría compartir otra de estas historias que me contó un amigo afectado por el tema para, una vez más, probar lo ignorante que la institución médica se ha vuelto, a pesar de las oportunidades de aprender y así beneficiar a la sociedad, a la hora de tratar con casos de gente que consiguió buenos resultados en la batalla con enfermedades mortales:

La compañera de mi amigo fue a hacerse un chequeo rutinario y se le diagnosticó un cáncer de cérvix uterino maligno. Después de consultar a varios doctores, la única solución que se les ofreció fue la de quitar el tumor quirúrgicamente. Sin recibir muchas explicaciones, o intentar profundizar en las causas probables de la enfermedad, la única forma aceptada de atajar la enfermedad fue la de seguir el proceso estándar para tales casos, y concertar una cita con el cirujano en la mesa de operaciones. La mayor parte de la gente reacciona con miedo al recibir inesperadamente tales noticias y confiarán y harán aquello que prescriba el aparente sabelotodo doctor; pero mi amigo y su compañera, después de investigar el caso, pararon por un momento y consideraron otras opciones. Lo primero de todo, visitaron a un doctor más, de los que no usan un cuchillo a la primera de cambio como única opción para este tipo de cáncer, y sugirió una alternativa. No puedo describir todo el tratamiento, pero sé que incluía ciertos preparados de hierbas, peróxido de hidrógeno, una dieta nutricional, higiene apropiada, etc …

Alrededor de medio año después, visitó a los doctores anteriores para hacerse otro chequeo y ver si había habido algún progreso con el nuevo tratamiento. Y sí, para sorpresa de todos, el cáncer había desaparecido. Los doctores la enviaron a otro lugar para realizar un chequeo más, y los resultados fueron los mismos. Otro medio año después, las pruebas fueron repetidas y no hubo signo de la enfermedad.

true care

Ahora, la cuestión es que ninguno de los doctores o ninguna otra persona en el centro médico tuvieron ningún interés o le preguntaron qué había hecho para superar la enfermedad. Tales casos se ven como anomalías que ocurren por casualidad a unos pocos y, aparentemente, no era relevante. Sólo en Europa, hay cincuenta mil mujeres que mueren a causa de esta enfermedad al año. Un número que debería ser alarmante, pues existe la probabilidad de que cualquiera tenga que afrontar esta enfermedad en la vida. Si alguien tuviera que afrontarla, seguramente, le gustaría asegurarse de que se adopta la mejor y más efectiva trayectoria de acción, aunque hay muy poca gente que pueda orientar en casos como éste. Así que, es muy triste ver cómo nuestros “cuidadores” de la salud rechazan oportunidades reales de mejorarse en el campo de la curación, para volverse simplemente seguidores de la corriente principal del sistema, que se centra en lo que es llamado “el tratamiento de la enfermedad”; siendo esto mucho más rentable y seguro en cuanto a la responsabilidad del sistema. Es sorprendente ver cómo nuestra responsabilidad ha cambiado, desde hacer lo que es mejor para nuestro prójimo, hasta hacer lo que es mejor para el sistema; estando este sistema diseñado para funcionar en favor de unos pocos, dejando al resto esclavizados y sufriendo.

La solución para afrontar tales problemas es el dinero, al mismo tiempo que el dinero es el problema también. El nuevo sistema propuesto de Ingreso de Vida Garantizado asegurará que la gente ya no viva más con miedo de hacer lo que es mejor para todos. En este nuevo sistema, no importa lo que ocurra, nadie carecerá de las necesidades básicas para sobrevivir. Por el momento, si no actúas como dice el sistema, te arriesgas a perder tu ingreso y, posiblemente, la probabilidad de sobrevivir; sin embargo, con un nuevo sistema, ese miedo es eliminado y finalmente, nos sentiremos libres de considerar al prójimo.

Por Arvydas Platakis

Fundación de Vida en Igualdad

prevention

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: